Oklahoma mostró una mayor cantidad de credenciales ofensivas que Minnesota y las aprovechó para imponerse por 113-104.

Pese a que la mayoría de los expertos señalaban que el Thunder iba a mover sus piezas y ser un equipo que para febrero iba a estar desarmado, la franquicia demostró totalmente lo contrario, dando una gran batalla para meterse en los Playoffs. Este sábado sumó su quinta victoria en fila al superar a Minnesota por 113-104 y se afirmó un poco más en el séptimo lugar de la conferencia del oeste.

La noche había comenzado con un ritmo adverso para la visita. El equipo de Billy Donovan parecía no tener respuestas ante un Minnesota que falló colectivamente en los primeros minutos, pero que encontró sus primeros 20 puntos de la mano del dominicano Karl-Anthony Towns (37 tantos, ocho rebotes, seis asistencias, dos robos y dos tapas). El centroamericano sacó provecho de las malas rotaciones del rival para golpear a través del pick-and-roll, en el poste bajo o desde lejos, ante un atónito Steven Adams.

No obstante, el flojo rendimiento colectivo hizo que el local no pueda tomar una diferencia mayor a siete unidades, y esto lo sintió cuando el pívot se sentó. El Thunder pasó de ser dominador a dominante, con un buen movimiento de pelota orquestrado por el par de Chris Paul (25 puntos y 10 asistencias) y Dennis Schröder (26), que permitió el acierto de cinco de los once triples en la noche. Un parcial de 17-4 le dio a la visita un margen de 37-24 a falta de 9:14 para el descanso.

El regreso de Towns volvió a encontrar al Thunder sin respuestas ante la ausencia de Nerlens Noel. Por esto, Donovan apostó por Mike Muscala, un jugador más flojo que Adams en defensa, pero capaz de acertar el triple con cierta constancia, lo que obligaría a su emparejado a moverse más y desgastarse. Pese a esto, Oklahoma no tuvo respuestas ante las constantes penetraciones de Minnesota, aunque halló en los chispazos de Paul el camino a un 52-48 para ir al descanso.

El tercer cuarto tuvo a Oklahoma como claro dominador. La ofensiva de Minnesota se estancó en los movimientos de Towns como las penetraciones de Wiggins (22), quien anotó diez de las 24 unidades de su equipo en el tramo. Del otro lado, la visita tuvo la chance de golpear en transición y lo aprovechó tanto de la mano del goleo de Paul, como también a través de la velocidad de sus jóvenes. Así, tomó una diferencia de 20 y partió a la última docena de minutos con un favorable 91-72.

El último período mostró al Thunder haciendo un buen uso de la administración de esfuerzos. Abrió el mismo con sus suplentes y llegó a permitir que Minnesota se acerque a diez unidades con Keita Bates-Diop (11) como líder, pero una vez que volvió a la cancha con sus titulares mantuvo una diferencia de diez puntos para sellar su victoria.

Próximo partido:

OKC: Recibirá a los Dallas Mavericks, el lunes 27/1 a las 22hs.
MIN: Recibirá a los Sacramento Kings, este domingo 26/1 a las 22hs.