El dueño de casa dominó a los Knicks por 128-102 y sumó su cuarto triunfo en fila. Además, estiró su ventaja sobre Boston, su inmediato perseguidor, a siete juegos.

Los Bucks marchan tranquilos en el este. A falta de media fase regular, los dirigidos por Mike Budenholzer tomaron una ventaja de 21 juegos (36-6) sobre Charlotte (15-28), el noveno del este, por lo que prácticamente están clasificados a los Playoffs.

El líder de la región alcanzó ese margen este martes por la noche, cuando no perdonó a los New York Knicks y los venció cómodamente por 128-102. El local tardó un cuarto en encontrar su mejor forma ofensiva, pero mandó a través de Giannis Antetokounmpo (37 puntos -12/17 de campo, 3/5 en triples y 10/12 en tiros libres-, nueve rebotes, cuatro asistencias y una tapa en 22 minutos) y llegó a tomar una ventaja de 35 unidades en el tercer parcial para sentenciar el pleito.

El local castigó a partir de su buena defensa. A través de ella frenó a su rival para luego golpear de contra, con Antetokounmpo como líder, aunque también hallando puntos altos en los rendimientos de Khris Middleton (17-3-3) y Eric Bledsoe (11-6-3). La falta de balance defensivo por parte del rival le dio la chance de mantenerse por encima del 50% en tiros de campo en gran parte de la noche (cerró con un 48,9%), mientras que añadió 15 triples en 36 intentos (41,7%).

Pese a la derrota, lo mejor de la visita volvió a aparecer por parte del tándem integrado por Julius Randle y R.J. Barrett. El ex ala-pívot de los Lakers encajó 10 de sus 20 tiros de campo (3/6 en triples) para firmar una planilla de 25 puntos, 15 rebotes y tres asistencias. En tanto, el canadiense acertó cinco de los siete lanzamientos lejanos que intentó para acumular 15 de sus 22 tantos en el juego.

De esta manera, Milwaukee acumuló su cuarto triunfo en fila para afirmarse un poco más en la cima del este, posicionándose a siete juegos de Boston (27-11), su inmediato seguidor. El equipo de Mike Budenholzer volverá a presentarse este jueves por la noche cuando viaje, justamente a la casa del escolta, para medirse con los Celtics desde las 22hs.

Por su parte, Nueva York sumó su tercera derrota en los últimos cuatro juegos y quedó anteúltimo en el este, con una marca de 11-30. El elenco Knickerbocker buscará su recuperación este jueves por la noche, cuando regrese a casa para recibir a las 21:30 a los Phoenix Suns (16-24), que este martes cayeron en Atlanta (9-32) por 123-110.