Boston festejó nuevamente en casa, esta vez frente a Chicago por 113 a 101. Jayson Tatum (21) y Jaylen Brown (19) combinaron 40 puntos.

La semana anterior quedó en el olvido para los Celtics. Es que perdieron tres partidos seguidos con Washington, San Antonio y Philadelphia. Pero la historia comenzó a cambiar el sábado pasado, con el triunfo en el TD Garden sobre New Orleans.

Y en un nuevo lunes, el elenco de Brad Stevens afirmó su recuperación en un nuevo compromiso de local. Los de Massachusetts impusieron su ritmo de juego ante unos Bulls con dificultades para acercarse a los puestos de clasificación a Playoffs.

La figura del dueño de casa volvió a ser Jayson Tatum. El alero desplegó nuevamente sus recursos en ambos costados y finalizó con 21 tantos, seis rebotes y dos tapas. En tanto, Jaylen Brown lo acompañó encestando 19 y recuperando dos balones.

Asimismo, Enes Kanter (15 unidades y nueve tableros) y Kemba Walker (14, tres triples y dos bloqueos) colaboraron con la firmeza en la pintura y precisión detrás del arco, respectivamente. Por otro lado, Marcus Smart (12, cinco, ocho asistencias y tres robos) tuvo un aporte fundamental desde la banca, sobre todo para frenar una posible remontada del rival en el tercer cuarto.

 

De esta manera, Boston se sostuvo en el segundo puesto del Este con un récord de 27 triunfos y 11 derrotas. Este miércoles cerrará la seguidilla de tres partidos seguidos en el TD Garden a las 21 horas, contra Detroit. Una hora más tarde, Chicago (14-27) recibirá a Washington.