Indiana venció a Philadelphia por 101 a 95 y le arrebató el quinto puesto del Este. Malcolm Brogdon volvió a las canchas con todo: 21 puntos, siete rebotes y nueve asistencias.

Los Pacers están cada vez más ansiosos por el regreso de Víctor Oladipo, que se producirá a fin de mes. Sin embargo, el elenco de Nate McMillan sigue encontrando las variantes para derrotar a grandes rivales. En esta ocasión, bajó a los Sixers del quinto lugar de la Conferencia.

El retorno de Malcolm Brogdon fue muy determinante. El base demostró haber mantenido su nivel de juego tras haber estado ausente en ocho de los nueve partidos anteriores (espasmos en la espalda y enfermedad). No solo fue uno de los máximos anotadores del dueño de casa (21 unidades), sino que también condujo los avances con siete tableros y nueve pases gol.

T.J. Warren convirtió la misma cantidad de puntos que Brogdon, como producto de su capacidad para fabricar oportunidades de gol. El alero contribuyó con el parcial de 61 a 46 del conjunto de Indianápolis en los últimos 24 minutos. Asimismo, recuperó dos balones y bloqueó dos lanzamientos.

Por otro lado, Myles Turner y Domantas Sabonis le ganaron la pulseada a Al Horford en la pintura, aunque no haya estado Embiid. El pivote sumó 14 tantos, 10 rebotes y tres tapas, mientras que el ala-pivote lituano encestó 10 y capturó 16. En tanto, Justin Holiday tuvo un clave aporte desde la banca, con 14 y cuatro bombazos desde el perímetro.

Con este resultado, Indiana se trepó al Top-5 de la región con un récord de 25 victorias y 15 derrotas. Este miércoles visitará a Minnesota a las 22 horas. Una hora más temprano, Philadelphia (25-16) recibirá a Brooklyn.