Los Nets le dieron una paliza a los Hawks por 108-86 en la vuelta de Kyrie Irving. El base tuvo un partido casi perfecto.

Después de 59 días y 26 partidos (13-13), Kyrie Irving volvió a calzarse la camiseta de los Brooklyn Nets este domingo por la noche. Lejos de lo que se esperaba, el base pudo retornar en un altísimo nivel y ser una pieza fundamental del cómodo triunfo de su equipo sobre los Atlanta Hawks, que no contaron con Trae Young, por 108-86.

El ex Cleveland estuvo notablemente efectivo con su tiro. Cosechó 21 puntos a partir de un 10/11 de campo y acertó el único triple que tomó a lo largo de 19 puntos. Además, complementó su presentación con cuatro rebotes, tres asistencias y un robo para acabar con una valoración de +22, la tercera más alta del local en su victoria.

Brooklyn abrió el juego con un parcial de 37-16, en el cual Irving lideró el goleo con siete unidades, y desde entonces tuvo total control de las acciones. El equipo de Kenny Atkinson llegó a tomar una diferencia máxima de 39 puntos y se dio el lujo de estirar su rotación. Pese a esto, halló a otros cinco jugadores con doble dígito: Jarrett Allen (10 tantos, 12 rebotes, un robo y una tapa), Taurean Prince (14), DeAndre Jordan (13 y 8), Caris LeVert (13) y Joe Harris (11 y 7).

Próximo partido:

BRK: Local vs Utah Jazz, el martes 14/1 a las 21:30.

ATL: Local vs Phoenix Suns, el martes 14/1 a las 21:30.