Los Lakers aplastaron al Thunder por 125-110 en Oklahoma pese a las ausencias de James, Davis y Green.

No era una noche de sábado fácil para los Lakers. Por primera vez en la temporada, el equipo se presentó sin Anthony Davis (contusión en el cóxis), LeBron James (manejo de cargas) y Danny Green (manejo de cargas), ante un Oklahoma City Thunder que llegaba dulce por el contundente triunfo sobre los Houston Rockets en la jornada del jueves.

Pese a estas ausencias, el elenco de Frank Vogel respondió inclusive por encima del nivel esperado. Lejos de pasar sobresaltos, el combinado angelino mandó desde el principio con un parcial de 41-19, llegó a tomar una ventaja máxima de 32 puntos y luego supo administrar la ventaja para imponerse por 125-110.

El combinado vestido de púrpura y oro se impuso a través de las producciones significativas del tridente integrado por Kyle Kuzma (36 puntos y siete rebotes), Rajon Rondo (21 tantos, 12 rebotes y ocho asistencias) y Dwight Howard (12 unidades, 14 rebotes y dos tapas). El alero mantuvo un goleo por encima del 60% tanto en tiros de campo (15/24 para un 62,5%) como a la hora de los triples (4/6 – 66,7%). En tanto, el tándem veterano demostró su vigencia para reemplazar el tradicional aporte de James-Davis.

Además del aporte del tridente, otro punto alto en la victoria fue el buen trabajo de los suplentes, algo que no venía sucediendo en el equipo y que le complicaba partidos en los que sacaba ventajas de dobles dígitos. Alex Caruso (11) volvió a tener un impacto clave en ambos lados de la cancha, mientras también hubo buen goleo por parte de Quinn Cook (13), Troy Daniels (12) y Kentavious Caldwell-Pope (11), este último como titular ante la ausencia de Green.

De esta manera, los Lakers firmaron una marca de 32-7 para ser cómodos líderes del oeste, cinco juegos por encima de Los Ángeles Clippers (27-12) el primero de sus tantos perseguidores. Los angelinos volverán a jugar este lunes, cuando regresen a casa para medirse con los Cleveland Cavaliers (martes a las 00:30 por la diferencia horaria entre Argentina y Estados Unidos).

Por su parte, Oklahoma (22-17) cerró la jornada en el séptimo puesto del este y también volverá a jugar el lunes, cuando viaje a Minnesota para chocar con los Timberwolves a las 22hs.