El alero registró 41 puntos con una gran efectividad en la victoria de Boston sobre Nueva Orleans por 140-105.

Boston no tuvo problemas para volver a la victoria en su hogar. Luego de las caídas en jornadas consecutivas ante San Antonio (129-114) y Philadelphia (109-98), el equipo de Brad Stevens se recuperó este sábado, cuando retornó a su casa para vencer cómodamente a los New Orleans Pelicans por 140-105.

El dueño de casa alcanzó la marca de 26-11, válida para ser tercero en el este, de manera convincente. Desplegó un gran nivel en ambos lados de la cancha para lograr un parcial de 41-24, mientras que llegó a tomar una diferencia máxima de 37 unidades en la segunda mitad, antes de firmar su triunfo.

El punto más alto de la victoria fue el rendimiento de Jayson Tatum. El alero, devenido a ala-pívot titular por la presencia de Gordon Hayward (19), encajó 16 de sus 22 tiros de campo y seis de los nueve triples que intentó para ser la figura del encuentro con 41 puntos, los cuales acompañó con seis rebotes, cuatro asistencia, tres robos y ninguna pérdida.

Su rendimiento fue bien acompañado por Kemba Walker (17-5-7), Jaylen Brown (13) y, sobre todo, Enes Kanter (22 unidades y 19 rebotes -siete ofensivos-), quien fue el único suplente del local en alcanzar un doble dígito.

Ambos equipos volverán a presentarse este lunes por la noche. Los Celtics se quedarán en casa para medirse con los Chicago Bulls desde las 21:30, mientras que los New Orleans Pelicans se trasladarán a Detroit para chocar con los Pistons a las 21hs.