Philadelphia supo ser más que Boston en el último cuarto y venció por 109-98 en su primer juego sin Joel Embiid.

Philly abrió la semana con un gusto agridulce. El equipo de Brett Brown venció 120-113 a Oklahoma para cortar una racha de cuatro derrotas consecutivas (todas fueras de casa). No obstante, en el trayecto hacia esa victoria, Joel Embiid (23,4 puntos y 12,3 rebotes por partido en la 19-20) sufrió un esguince grave del dedo anular de su mano izquierda.

Tras completar el juego, este jueves, en la previa del duelo ante Boston, Shams Charania confirmó que la lesión demandará un tratamiento mayor, sin descartar una cirugía menor. Por esto, el equipo de Brett Brown necesitaba una inyección moral en la noche.

Para alegría del pueblo Sixer, esa victoria se consiguió en el Wells Fargo Center. En un duelo parejísimo, el dueño de casa supo manejar los tiempos, desplegar una mejor defensa en los momentos claves y ser efectivo para el 109-98.

La visita abrió en un mayor nivel de la mano del tridente integrado por Kemba Walker (26), Jayson Tatum (15 tantos, 10 rebotes, cuatro asistencias y tres robos) y Marcus Smart (24). A partir del trío, remontó una leve desventaja de cuatro unidades en el primer cuarto, lo cerró con un favorable 35-26 y llegó a tomar una diferencia máxima de quince unidades en el meridiano del segundo parcial.

No obstante, Philadelphia remontó de la mano de un mejor trabajo colectivo en ambos lados de la cancha. El elenco de Brown movió mejor la pelota, hizo valer su físico en la pintura y empezó a achicar a través de Josh Richardson (29 puntos y siete asistencias), Ben Simmons (19-9-3) y Al Horford (17-8-6). Pese a esto, un triple de Smart le dio a Boston una ventaja de 80-77 al cerrar el tercer período.

Pero el local no perdonó en la última docena de minutos. El equipo contuvo a Walker a través de Simmons, obligó a Smart a tomar un mayor rol ofensivo y del otro lado de la cancha fue letal con Richardson como bandera. Por su parte, el par de Horford-Simmons se hizo valer para una diferencia máxima de 11 puntos, la cual se supo administrar para firmar el 109-98 definitivo.

Próximo partido:

Boston Celtics: recibe a los New Orleans Pelicans, el sábado 11/11 a las 19hs (NBA TV).
Philadelphia 76ers: visita a los Dallas Mavericks, el sábado 11/11 a las 20:30 (ESPN).