Los texanos vencieron a los Bucks por 126-104 tras la derrota del sábado ante los mismos rivales. Los dirigidos por Gregg Popovich combinaron 19 triples para la victoria.

Después de la derrota del sábado en Milwaukee, los Spurs habían quedado en jaque. Las dos victorias seguidas de Memphis (15-22) hicieron que los texanos queden obligados a tener su venganza este lunes por la noche, nuevamente ante los Bucks, pero ésta vez en San Antonio, para evitar caer fuera de los puestos clasificatorios a los Playoffs.

Lejos de lo que lo indicaban los pronósticos, los de Gregg Popovich pudieron cobrarse su revancha ante los mejores del este con un notable 126-104. Así, finalizaron el lunes con una marca de 15-20 que les mete presión a sus inmediatos perseguidores.

La diferencia entre un encuentro y otro pasó por el juego externo de ambos equipos. Milwaukee había ganado la pelea externa en la jornada del sábado con 17 aciertos contra 11 de su rival, mientras que ésta vez la diferencia fue favorable a San Antonio por 19-15. Patty Mills (21) fue autor de seis de esos bombazos en diez intentos al aro, mientras que Dejounte Murray (13 puntos, nueve rebotes, cuatro asistencias y un robo) lo acompañó con un 3/4 desde lejos.

Del otro lado de la cancha, el griego Giannis Antetokounmpo, quien fue electo como jugador de la semana, volvió a brillar con 24 tantos, 12 rebotes, ocho asistencias, tres robos y una tapa, pero no pudo encajar ninguno de sus cinco lanzamientos externos. En tanto, Khris Middleton (15-5-4) apenas clavó uno de los siete que intentó. El más destacado en el rubro fue Wesley Matthews (12), con un 4/6.

San Antonio llegó a ingresar al último cuarto con una ventaja de 10 puntos (91-81) y llegó a tomar una ventaja de 22 unidades en el tramo, de la mano de Mills y dos de los tres triples de Lonnie Walker IV (8-7-2). El equipo de Pop rotó a sus piezas en los últimos dos minutos, pero no perdió el margen para sellar su victoria por 126-104.