Los dirigidos por Ryan Saunders aprovecharon la baja significativa de Kevin Love y dominaron a los Cavaliers con un 118-103.

¿Qué hubiera pasado si Kevin Love no reaccionaba en el juego del sábado ante Oklahoma? Esa es la pregunta que quedará inconclusa tras su baja del duelo dominical ante Minnesota. Su equipo, Cleveland, sintió su ausencia y estuvo lejos de su mejor forma, cayendo ante su rival de turno por 118-103.

Los Timberwolves impusieron su juego desde el inicio, con una gran efectividad en el tiro externo. El tándem de Robert Covington (15 puntos, cuatro rebotes, cuatro tapas y dos asistencias) y Gorgui Dieng (22 tantos, 13 rebotes –cuatro ofensivos-, seis asistencias y cuatro tapas) combinó ocho de los 12 bombazos del equipo de Ryan Saunders, que montó un parcial de 42-28 en el segundo cuarto para tomar una ventaja máxima de 25 puntos, pese a ir al descanso con un margen favorable de dieciocho unidades (66-48).

La visita tuvo un sobresalto en el último cuarto, ya que Dante Exum encajó 24 de sus 28 puntos en la noche durante la segunda mitad para protagonizar la levantada del local. El australiano fue bien acompañado por Ante Zizic (15 tantos y 12 rebotes) y Collin Sexton (19). Tras dos bombazos al hilo del oceánico, el local tomaría una ventaja mínima (97-96) a falta de 8:29 para el final.

Sin embargo, Minnesota respondió en el peor momento a través de una bomba de Andrew Wiggins (15-7-4) y desde entonces montó una gran defensa, que permitió tan sólo seis unidades. Tanto el canadiense como Shabazz Napier (21 unidades y siete asistencias) se sumaron al par de Covington-Dieng para montar un parcial de 21-6 que selló el triunfo.

¿Kevin Porter Jr se despide de la temporada?

El alero sufrió una horrible lesión en la primera mitad al intentar zafar de la marca de Covington. Pese a no existir el contacto, el novato habría sufrido una lesión ligamentaria en su rodilla izquierda, lo cual prácticamente lo margine del resto de la 2019-20.

Porter Jr llegó a la liga a través del Draft 2019, tras pasar un año en la Universidad de Carolina del Sur. El alero fue electo por los Detroit Pistons con el 30° lugar del proceso, aunque rápidamente fue enviado a Cleveland a cambio de cuatro elecciones de segunda ronda, además de un resarcimiento económico no especificado. A lo largo de la campaña venía promediando 8,6 puntos, 3,2 rebotes y 2,0 asistencias en 21,9 minutos de juego.