Sacramento venció a Memphis por 128 a 123, de local, y cortó la racha de ocho derrotas seguidas. DeAaron Fox (27) y Buddy Hield (26) combinaron 53 puntos.

Los Kings venían de caer cinco encuentros al hilo en el Golden 1 Center. No obstante, la sequía llegó a su fin en la primera presentación del 2020, frente a los Grizzlies. Y tuvieron una prueba de fuego porque habían arrancado perdiendo por una máxima de 46 a 26.

El conjunto californiano reaccionó en el segundo cuarto y revirtió la historia con un parcial de 37 a 18. La solidez defensiva ayudó a bajar el goleo de los de Tennessee, además de haberles provocado un total de 17 pérdidas. Richaun Holmes lideró la ofensiva en el primer tiempo, encestando 15 de sus 18 tantos.

En la segunda parte, el dueño de casa resistió a las embestidas del rival, de la mano de su dupla perimetral. De’Aaron Fox (27 unidades, nueve asistencias, cinco rebotes y dos tapas) y Buddy Hield (26, cinco triples y siete rebotes) volvieron a estar en un altísimo nivel, con el objetivo de empezar un nuevo año con vibraciones positivas. En tanto, Harrison Barnes y Bogdan Bogdanovic acompañaron en ataque anotando 17 y 16, respectivamente.

 

Este domingo disputará el tercero de sus cuatro compromisos consecutivos en casa a la medianoche (después del sábado), frente a New Orleans. Seis horas y media más temprano, Memphis (13-22) visitará a los Clippers.