Phoenix le ganó a Sacramento por 112 a 110, de visitante, y cortó la racha de ocho derrotas seguidos. Devin Booker (32), Ricky Rubio (21) y Kelly Oubre Jr (20) combinaron 73 puntos.

Y un día los Suns volvieron a ganar. La noche anterior habían malogrado una ventaja de 13 tantos en Golden State. Pero la recuperación llegó en la casa de un rival que también empezó a decaer en la tabla (seis derrotas consecutivos). Más allá de que De’Aaron Fox (espasmos en la espalda) y Marvin Bagley III (molestias en la pierna izquierda) volvieran a sufrir distintas lesiones.

El elenco de Monty Williams le puso punto final a las ocho caídas seguidas, aunque quedó lejos de los puestos de Playoffs. Y la principal figura del desahogo fue Devin Booker, quien se había perdido algunos de esos partidos (contusión en el antebrazo derecho). El escolta se lució con 32 tantos, diez asistencias y dos robos.

El referente del conjunto de Arizona fue acompañado por la explosividad de Kelly Oubre Jr y la inteligencia de Ricky Rubio. El alero completó un doble-doble (20 puntos y 16 tableros), mientras que el base anotó 21 (3-5 detrás del arco), ocho pases gol, dos recuperos y dos tapas.

Por otro lado, los dirigidos por Luke Walton dieron pelea durante el juego, de la mano de Buddy Hield (23 unidades y 4-6 en triples), Bogdan Bogdanovic (22 y 5-7) y Harrison Barnes (21 y 10 rebotes). Sin embargo, el ex Golden State y Dallas falló el tiro externo que podría haber cambiado la historia.

 

De esta manera, Phoenix extendió su récord a 12 victorias y 20 derrotas. Este martes visitará a Portland a la medianoche (después del lunes). En cambio, Sacramento (12-20) se medirá esta noche con Denver a las 22 horas, fuera de casa.