Los Clippers vencieron de manera ajustada a Minnesota por 124 a 117, de visitante. Paul George (46) y Kawhi Leonard (42) combinaron 88 puntos.

Parecía que el elenco de Doc Rivers había liquidado el juego en el tercer cuarto. Es que había sacado una máxima ventaja de 102 a 75, a falta de 1m13s. Kawhi Leonard estuvo un modo bestial en aquel momento, convirtiendo 37 de sus 42 tantos. La Garra lo terminó complementando con tres triples (100% de efectividad) y 11 rebotes.

Sin embargo, la distribución del goleo del conjunto angelino fue en gran parte en tres jugadores (Leonard, George y Harrell). Esto fue bien aprovechado por los Timberwolves en los momentos de las rotaciones. Y a partir del último minuto del tercero hasta los primeros seis del último período, se volvieron a meter en el partido gracias a un parcial de 31 a 9.

La dupla Karl-Anthony Towns (39 puntos, 12 tableros, dos robos y 5-10 en tiros externos) – Andrew Wiggins (34) estuvo eficiente a la hora de encontrar respuestas inmediatas. Asimismo, Jeff Teague aportó agilidad y destreza desde el banco (22 y cinco asistencias).

No obstante, Paul George se encargó de cuidar el liderazgo en el marcador, durante la recta final. El alero fue la gran figura con 46 unidades (seis aciertos detrás del arco), cinco rebotes, siete pases gol y dos recuperos. También, Montrezl Harrell se mostró imbatible en el juego interior (18 y cuatro).

De esta manera, los Clippers acumularon cuatro victorias al hilo y se mantuvieron como únicos escoltas de los Lakers (20-7). Esta noche concluirán la gira de visitante a las 22, en Chicago. En cambio, Minnesota (10-15, siete derrotas seguidas) volverá a jugar de local este miércoles a la misma hora, frente a New Orleans.