Philadelphia se ubicó en el tercer puesto del Este, tras superar de visitante a Boston por 115 a 109. Joel Embiid (38) y Tobias Harris (23) combinaron 61 puntos.

Los Celtics buscaron recuperarse a toda costa, luego de la caída de la noche anterior en Indiana. El elenco de Brad Stevens tomó la ventaja en el primer tiempo gracias a su efectividad con los tiros de campo (51%). Kemba Walker estuvo nuevamente incontrolable con sus habilidades (29 tantos y ocho asistencias), mientras que Enes Kanter aportó buenas acciones en la pintura (20, nueve rebotes, dos robos y dos tapas).

Sin embargo, los Sixers revirtieron la historia en la segunda mitad, a partir de su intensidad defensiva. Bajaron el porcentaje del rival en los lanzamientos y lo dejaron en apenas 21 puntos durante el tercer cuarto. También, estuvieron muy sólidos en la lucha rebotera (45 contra 33).

Joel Embiid fue el referente de la visita en ambos costados de la cancha, imponiendo su jerarquía en el juego interior. El pivote camerunés fue la gran figura con 38 unidades (dos triples), 13 tableros, seis pases gol y un bloqueo clave a Daniel Theis que sentenció la historia.

Otros que fueron claves en el trabajo defensivo fueron Josh Richardson, Furkan Korkmaz y Matisse Thybulle. El escolta se siguió reacomodando en el quinteto inicial tras su ausencia en varios partidos (14 puntos, dos recuperos y dos tapas), mientras que el escolta turco (siete) y el alero novato (seis, uno y dos) le dieron energía al equipo desde la banca.

Asimismo, Tobias Harris contribuyó con su destreza y versatilidad ofensiva. El alero se lució con 23 tantos, ocho rebotes, siete asistencias y dos bloqueos. En tanto, Mike Scott contribuyó con su efectividad en los tiros externos (15 y 5-7 en triples).

Con este resultado, Philadelphia acumuló cuatro victorias al hilo y se ubicó en la tercera posición de la Conferencia (19-7). Esta noche regresará a su casa para medirse con New Orleans a las 21 horas. En cambio, Boston (17-7) tendrá un tiempo de recuperación después de los juegos back-to-back, porque visitará el miércoles que viene a Dallas a las 23.30.