Sacramento derrotó en casa por 94 a 93 a Oklahoma, un rival directo en la lucha por los Playoffs. Buddy Hield (23) y Bogdan Bogdanovic (17) combinaron 40 puntos.

Los Kings no tuvieron un encuentro para nada fácil. El Thunder venía de un gran envión anímico, tras cosechar tres victorias consecutivas. Esto lo había ubicado en el octavo puesto del Oeste, lo cual era una motivación para seguir compitiendo en plena etapa de reconstrucción.

De hecho, la visita sacó una máxima diferencia de 64 a 50 en el tercer cuarto, gracias a su buena efectividad en los tiros externos (13 anotaciones). Dennis Schroder (17 tantos y tres triples), Abdel Nader (15 y cinco) y Danilo Gallinari (14 y tres) fueron los máximos contribuidores en ese rubro. Por otro lado, Chris Paul (ocho, siete rebotes, 12 asistencias y tres tapas) y Steven Adams (12, 11, cuatro y dos) aportaron su inteligencia en la distribución del juego y firmeza en la pintura, respectivamente.

Sin embargo, el elenco de Luke Walton siguió luchando en la adversidad, y exprimió al máximo su energía juvenil. Buddy Hield fue el referente ofensivo a la hora de iniciar la remontada (23 unidades, seis tableros, seis pases gol y cinco aciertos detrás del arco). Asimismo, Marvin Bagley III sumó buenos números en su retorno a la acción (11 y seis), luego de haber estado afuera por una fractura en el dedo pulgar de la mano derecha.

No obstante, uno de los jugadores claves en la recta final fue Richaun Holmes. El pivote relució su intensidad defensiva y se convirtió en figura con sus 10 puntos, siete tableros y dos recuperos. Además, Bogdan Bogdanovic no tuvo en problemas en ejecutar el bombazo decisivo, que le terminó dando el triunfo a los californianos. El perimetral serbio realizó 17, tres y dos triples.

De esta manera, Sacramento acumuló tres victorias al hilo e igualó la marca de Phoenix y Oklahoma (11-13), que se encuentran octavos en la Conferencia. Este sábado volverá a jugar de local a la medianoche (a continuación del viernes), frente a New York. En cambio, el Thunder visitará el mismo día a Denver, a las 23 horas.