Indiana cerró mejor el partido para derrotar a Boston por 122 a 117, de local. Malcolm Brogdon (29), Aaron (18) y Justin Holiday (17) combinaron 54 puntos.

Los Pacers supieron responder a un resultado adverso en el último cuarto. Los Celtics habían sacado una máxima ventaja de 94 a 84, al concluir el tercer capítulo. Kemba Walker estuvo imparable en aquellos 36 minutos, convirtiendo 39 unidades y seis triples.

Sin embargo, el elenco de Nate McMillan relució su solidez defensiva en el último segmento. Es que mostró porqué es el noveno equipo con mejor rating en dicho rubro (permite 104,5 por partido), al dejar al base rival en apenas cinco puntos. Esto fue clave para la ráfaga de 38 a 23.

Además, los hermanos Holiday ofrecieron un plus anotador desde la banca. Aaron y Justin fueron determinantes en la remontada al anotar 18 (dos aciertos detrás del arco y dos robos) y 17 tantos (tres y tres), respectivamente.

También, Malcolm Brogdon continuó en un grandioso nivel, al ser el referente de juego durante la recuperación de Oladipo. El base se lució con sus 29 unidades, ocho asistencias y dos recuperos. En tanto, Domantas Sabonis (15, ocho y 14 rebotes) y Myles Turner (11 y dos tapas).

 

De esta manera, Indiana se mantuvo sexto en el Este con un récord de 16-9. Este viernes visitará a Atlanta a las 21.30. En cambio, Boston (17-6) recibirá esta noche a Philadelphia a las 22 horas.