Indiana fue superior a Memphis desde lo colectivo y se impuso como visitante por 117-104. Domantas Sabonis estuvo a dos asistencias del triple-doble, aunque también fue expulsado.

Si bien Memphis no era uno de los equipos más competitivos, ahora que no cuenta con Ja Morant y Jonas Valanciunas está varios pasos por detrás de sus rivales. Esto volvió a quedar demostrado en la jornada del lunes, cuando el equipo de Taylor Jenkins estuvo lejos de complicar a un Indiana Pacers que, pese a sus bajas, se impuso cómodamente por 117-104 en el FedEx Forum.

El equipo de Nate McMillan volvió a mostrarse solidario: repartió 31 asistencias entre los 44 aciertos de campo, mientras que tuvo a siete jugadores con doble dígito en anotación. La conducción ofensiva giró en torno a Malcolm Brogdon (19 puntos, nueve asistencias y seis rebotes) en el perímetro, y a Domantas Sabonis (18 tantos, 14 rebotes y ocho asistencias) en el juego interno, aunque este último fue expulsado por seis faltas tras disputar 30 minutos.

Indiana encajó 16 triples a lo largo de la noche para superar a Memphis (10) en el rubro. Justin Holiday (15) encajó cinco de sus seis intentos lejanos, mientras que T.J. Warren (14) añadió cuatro. En tanto, Aaron Holiday (11) encajó tres, mientras que los restantes llegaron por Jeremy Lamb (15-7-3) y Myles Turner (17-6-2).

El local llegó a poner a su rival en aprietos por los rendimientos de Jaren Jackson Jr (31-4-2), Dillon Brooks (19) y De’Anthony Melton (16-9-4), pero falló a la hora de hacerse fuerte en defensa y hasta llegó a ceder una ventaja de 16 puntos. Así, no pudo evitar su decimocuarta caída en veinte partidos, su séptima derrota en los últimos diez disputados.

Ambos equipos volverán a jugar el miércoles, a las 22hs y como visitantes. Los Grizzlies viajarán a Chicago con el afán de volver a la victoria, mientras que los Pacers tendrán una dura parada en la ciudad de Oklahoma frente al Thunder.