Atlanta castigó al golpeado Golden State con un 104-77 que le permitió cortar una racha de diez derrotas consecutivas. Trae Young fue el líder anotador del dueño de casa con 24 puntos.

Después de forjar una de las bases juveniles más interesantes de la liga, se esperaba que Atlanta tenga chances de pelear por los Playoffs. Sin embargo, el equipo de Lloyd Pierce no estuvo a la altura de las expectativas al comienzo de la campaña: perdió a John Collins, no se mostró sólido en los momentos claves y llegó a perder diez juegos seguidos tras iniciar con un interesante 4-6.

No obstante, este lunes llegó el alivio para el conjunto Hawk. En el debut de su camiseta negra, y ante su gente, el equipo de Lloyd Pierce le puso fin a la sequía ganadora con un triunfo convincente sobre Golden State Warriors por 104-77.

Luego de un primer cuarto parejo que acabó en manos de la visita por 23-20, y pese a tener la mira torcida desde lejos, el dueño de casa impuso su juego para enfilarse hacia la redención. Trae Young fue la figura del encuentro con 24 puntos y siete asistencias, mientras que DeAndre Hunter encajó dos bombazos para cerrar su producción con 18 tantos en la jornada de su 20° cumpleaños. Además, también tuvieron doble dígito: Damian Jones (16) y Alex Len (11).

Por el lado de la visita, Golden State volvió a sentir las ausencias de sus máximas estrellas, incluyendo la de Draymond Green, tras sufrir una fascitis plantar en su pie derecho. Nuevamente, Eric Paschall (24-9-6) fue el más destacado del equipo de Kerr, mientas que también tuvo un buen rendimiento Ky Bowman (10 unidades, ocho rebotes, tres asistencias, tres robos y una tapa).

Tanto Hawks como Warriors volverán a jugar este miércoles por la noche. Los dirigidos por Steve Kerr viajarán a Charlotte para intentar recuperarse ante los Hornets a las 21hs, mientras que los del este recibirán a los Brooklyn Nets desde las 21:30.