Los Grizzlies, sin Morant, ni Valanciunas, vencieron a los Timberwolves por 115-107. Así cortaron una racha de seis derrotas al hilo.

Las ausencias de Ja Morant y Jonas Valanciunas invitaban a pensar que los Grizzlies (6-13) no iban a contar con lo necesario para ganar en Minnesota y frenar su racha de seis derrotas consecutivas. Sin embargo, el equipo de Taylor Jenkins sorprendió a todos al imponerse por 115-107 en el Target Center, sumando así su segunda victoria de la temporada ante los Timberwolves (10-9) y provocando la quinta caída consecutiva de estos últimos en su hogar.

El equipo de Jenkins halló el camino hacia el triunfo a través de un buen goleo externo y una todavía mejor defensa sobre las figuras del rival. En lo que refirió al ataque, supo quebrar un juego que fue constantemente parejo a través de triples claves, con Dillon Brooks (26) como máximo bombardero y autor de cuatro de los 16 lanzamientos de larga distancia en la jornada. En tanto, Grayson Allen (13) acertó tres, mientras que el tridente de Jae Crowder (12), Jaren Jackson Jr (12) y Solomon Hill (11) sumó dos cada uno.

En el otro costado, Bruno Caboclo (12 puntos y 13 rebotes) y Jaren Jackson Jr se repartieron la dura tarea de marcar a Karl-Anthony Towns (21-12-5) y lo hicieron a la perfección. A diferencia de los Grizzlies, los Timberwolves contaron con espacios por el juego de su pívot tirador, pero el dominicano anduvo con la mira torcida y tan sólo pudo encajar uno de sus diez intentos. A partir de esto, los locales se vieron obligados a hallar otros tiradores, pero no los encontraron, pese a los tres bombazos de Robert Covington (13) y los dos de Keita Bates-Diop (10).

Los Grizzlies no tendrán tiempo para descansar. Este lunes por la noche volverán a jugar, pero esta vez lo harán en Memphis y ante los Indiana Pacers, desde las 22hs. Por su parte, los Timberwolves volverán al ruedo el miércoles, jornada en la que se medirán con los Mavericks, en Dallas, a las 22:30.