Boston le volvió a ganar a New York, esta vez fue por 113 a 104 de visitante. Jayson Tatum (30 y cinco) y Jaylen Brown (28 y cuatro) combinaron 58 puntos y nueve triples.

Los Celtics y los Knicks son los dos equipos de la División Atlántico que compiten en la NBA desde los inicios de la liga. Es por eso que cada enfrentamiento de fase regular tiene un condimento especial.

El elenco de Brad Stevens entendió perfectamente la importancia de estos duelos, ya que ganó los tres disputados en lo que va de la temporada. En esta ocasión, logró el quiebre del marcador en el último cuarto, por medio de un parcial de 32 a 19. El conjunto neoyorquino estaba al frente por 93 a 87, a falta de ocho minutos para el cierre, cuando la visita respondió con una racha de 17 a 2.

Jayson Tatum encabezó la gran remontada de la visita con 30 tantos (cinco anotaciones tiros externos), seis rebotes, siete asistencias, dos robos y dos tapas. Jaylen Brown lo acompañó encestando 28 (cuatro) y capturando cinco.

Asimismo, Kemba Walker y Enes Kanter hicieron sus aportes, aunque no hayan tenido rendimientos deslumbrantes. El base colaboró en la distribución del juego (16 puntos y 10 pases gol), mientras que el pivote se mostró firme en la pintura (11 y 11 tableros).

Con este resultado, Boston ganó tres de los últimos cuatro partidos y se mantuvo cuarto en el Este (14-5). Este miércoles iniciará su seguidilla de tres encuentros en casa a las 21.30, frente a Miami. En cambio, New York (4-16) visitará esta noche a Milwaukee a las 22 horas.