James Harden registró 60 puntos por cuarta vez en su carrera para que Houston apabulle a Atlanta por 158-111.

Houston podrá gustar o no por su juego individualista, pero logra sacar lo mejor de un imparable James Harden, que es un verdadero matador en el 1vs1.

Esto volvió a quedar demostrado este sábado por la noche, cuando el conjunto texano no tuvo que transpirar para vencer a Atlanta por 158-111 en el Toyota Center. Lloyd Pierce le puso distintos jugadores a La Barba, que respondió con otra actuación histórica.

El escolta acabó con 60 puntos, marca que alcanzó por cuarta vez en su carrera, igualando así el número de veces que lo logró Michael Jordan. A diferencia de otros juegos en los que hizo muchos puntos, en este fue efectivo: sumó 24 tantos gracias a un 8/14 en triples; acertó 20 de los 23 tiros libres que lanzó; y se impuso en ocho de las diez veces que llegó hasta abajo del aro.

De esta manera, Harden quedó igualado como el tercer jugador que alcanzó una cifra similar o mayor a los 60 puntos en un partido. Sólo es superado por Kobe Bryant (6) y, el líder en el rubro, Wilt Chamberlain (32).

A partir del nivel imparable del escolta, y del buen complemento de Russell Westbrook (15-8-8), Houston abrió el partido con un parcial de 38-21 en el primer cuarto. Desde entonces, el elenco de Mike D’Antoni tuvo control total de las acciones y hasta llegó a gozar de una diferencia de 31 puntos. Además, el local acabó la primera mitad con un total de 81 unidades, lo que significó alcanzar una marca similar o mayor a 80 por tercera vez en la historia de la franquicia.

Los Rockets descansarán hasta el martes, jornada en la que viajarán a San Antonio para medirse con los Spurs desde las 22:30. Por su parte, los Hawks intentarán recuperarse el lunes, en casa, ante los Golden State Warriors, a las 21:30.