Sacramento derrotó en la prórroga a Denver por 100 a 97, de local, y alcanzó a Phoenix en el octavo puesto del Oeste. Harrison Barnes (30) y Buddy Hield (21) combinaron 51 puntos.

Los Kings venían de dos caídas seguidas ante Boston y Philadelphia, además de haber tenido una floja gira por el Este (1-3). De todos modos, el elenco de Luke Walton aprovechó la derrota de Phoenix en la noche anterior, con el fin de alcanzarlo en el último lugar de clasificación a Playoffs.

Para eso, los californianos tuvieron que superar al difícil elenco de los Nuggets, que llegaban en racha (seis triunfos al hilo). El factor importante fue la defensa, ya que el dueño de casa le dio de su propia medicina en la recta final a los de Colorado (los dejó en 97 tantos).

Richaun Holmes le bloqueó una bandeja a Jamal Murray, en la última jugada del tiempo reglamentario. Luego, Harrison Barnes lo cerró al base canadiense en el instante decisivo del alargue.

En cuanto al ataque, Buddy Hield lideró las acciones con su capacidad anotadora y destreza en las penetraciones. El escolta sumó 21 unidades (tres triples), siete rebotes y dos recuperos. En tanto, Harrison Barnes contribuyó con sus habilidades para resolver jugadas individuales (30, cinco y dos), mientras que Richaun Holmes (13 y 10) y Nemanja Bjelica (10 y 12) nutrieron el juego interno.

Con este resultado, Sacramento extendió su récord a ocho partidos ganados y diez perdidos. Este martes recibirá a Chicago a la medianoche (después del lunes). En cambio, Denver (13-4) regresará este martes al Pepsi Center para medirse con los Lakers a las 21 horas.