Philadelphia derrotó a New York por 101 a 95, de visitante, ganó seis de los últimos siete partidos. Joel Embiid (27), James Ennis III (20) y Tobias Harris (19) combinaron 66 puntos.

Al igual que en el primer enfrentamiento de la fase regular, los Sixers tuvieron que luchar hasta al final para vencer a los Knicks. Es que el dueño de casa había complicado el trámite en los primeros 24 minutos, sacando una máxima diferencia de 51-35. Julius Randle (22 unidades y 10 tableros) y Marcus Morris (20, siete y tres triples) lideraron las acciones del conjunto de la Gran Manzana.

La historia comenzó a revertirse en el tercer período, ya que los de Brett Brown concretaron un parcial de 31 a 17. Joel Embiid fue determinante en la remontada, encestando 14 de sus 27 tantos en la segunda mitad. Además, el pivote lo complementó con 17 rebotes y tres bloqueos.

También, Tobias Harris (19 puntos y dos tapas) y Ben Simmons (15, ocho asistencias y dos recuperos) ayudaron a darle una mayor eficacia a los ataques de la visita, y sellar el triunfo en la recta final. Por otro lado, James Ennis III tuvo un fundamental aporte desde la banca, convirtiendo 20.

Con este resultado, Philadelphia consiguió seis victorias en siete encuentros y se mantuvo quinto en el Este (13-6). Esta noche recibirá a Indiana a las 21 horas. En cambio, New York (4-15) se medirá este domingo con Boston a las 15.30, nuevamente en el Madison Square Garden.