Charlotte venció 110-107 a Detroit y sumó su tercer triunfo en la temporada ante este rival. El equipo de Casey, al igual que el miércoles, se mostró flojo en el marcaje.

La diferencia entre el “Día de la marmota”, icónico film protagonizado por Bill Muray, y la serie entre Charlotte y Detroit radica en que esta última cambia el escenario en el que se repite la situación.

Este viernes por la noche, luego de un agónico triunfo en la jornada del miércoles, el conjunto Hornet volvió a imponerse, esta vez en territorio ajeno, por 110-107. Así, sumó su tercer triunfo en idéntica cantidad de duelos entre si, lo que significa que ganó la serie.

Nuevamente, el juego fue muy parejo hasta el final, con varios cambios de liderazgo, y un notable juego externo, en el que hubo una combinación de 34 triples. Sin embargo, Charlotte encajó cuatro más (19-15) que su rival, y mantuvo un 50% de efectividad, contra un 43% del dueño de casa. Esa fue una de las tendencias que incidió en el festejo visitante.

Pero la mayor diferencia entre ambos ocurrió en el cierre, momento en el que el elenco dirigido por Dwayne Casey llegó a gozar de una diferencia de ocho puntos a seis minutos del final. El elenco vestido de rojo y azul fue muy impreciso, cometió varios errores en las transiciones y le dio al contrincante la chance de remontar a través de P.J. Washington (26 puntos, cinco rebotes y tres asistencias), Terry Rozier III (21) y Bismack Biyombo (13 tantos y nueve rebotes).

Detroit alló puntos altos en Andre Drummond (15 y 19), Derrick Rose (23) y Luke Kennard (21), pero su flojo trabajo defensivo lo volvió a dejar con las manos vacíos. ¿Se vienen cambios?