Los Bucks tuvieron un juego de altibajos, pero vencieron 119-110 a los Cavaliers y sumaron su décimo triunfo consecutivo.

Los Bucks siguen por la senda triunfal y como líderes del este. Los dirigidos por Mike Budenholzer se impusieron a los Cavaliers por 119-110 y sumaron su décimo triunfo al hilo para alcanzar una marca de 16-3.

Pese a un flojo cierre, la visita hizo valer su nivel superior desde el arranque. De la mano de Giannis Antetokounmpo (33 puntos, 12 rebotes, dos asistencias, dos robos y dos tapas), el conjunto de Wisconsin abrió la noche con un parcial de 38-29. Desde ahí supo construir para llegar a gozar una ventaja de 22 tantos, gracias a los buenos acompañamientos George Hill (18), Khris Middleton (12), Donte DiVincenzo (11-5-2), Eric Bledsoe (10-3-5) y Ersan Ilyasova (10).

No obstante, el elenco de John Belein llegó a tener chances de imponerse. Milwaukee aminoró el ritmo en la segunda mitad, bajó su rendimiento defensivo y sufrió una levantada guiada por Darius Garland (21), Cedi Osman (20) y Larry Nance Jr (18). El segundo de ellos llegó a achicar el margen a tres puntos (107-104) a falta de cinco minutos por jugar tras una asistencia de Tristan Thompson.

Luego de unas jugadas que acabaron sin anotaciones, Budenholzer impulsó la reacción de su equipo en un tiempo muerto. Desde entonces, el equipo permitió tan sólo seis puntos en los últimos cuatro minutos, mientras que Antetokounmpo activó el modo MVP para sentenciar la historia.

Milwaukee no tendrá descanso y volverá a jugar este sábado por la noche, cuando reciba a los Charlotte Hornets a las 22hs. Por su parte, Cleveland deberá esperar hasta el martes para volver a jugar, ya que aquel día recibirá a Detroit Pistons a las 21hs.