Brooklyn dejó atrás la caída en Boston superando al mismo rival por 112 a 107, de local. Spencer Dinwiddie estuvo imparable porque sumó 32 puntos (6-8 en triples), 11 asistencias, dos robos y dos tapas.

Luego del encuentro en el TD Garden, Kyrie Irving publicó un descargo en Instagram, como consecuencia de los abucheos del público de los Celtics. El base no estuvo presente en aquella ocasión, ni tampoco en el segundo enfrentamiento de la semana en el Barclays Center (lesión en el hombro derecho).

De todos modos, sus compañeros se encargaron de devolverles el favor a los de Masachussetts. Al provocarles siete pérdidas en el primer cuarto, los neoyorquinos marcaron el desarrollo del juego desde el arranque.

Spencer Dinwiddie volvió a ser la figura, ya que se afianzó cada vez más en el puesto que dejó Irving durante su recuperación. El segundo base de los Nets se mostró muy capacitado para integrar el quinteto titular, luciéndose con 32 unidades (10-19 en tiros de campo y 6-8 en triples), 11 pases gol, dos recuperos y dos bloqueos.

Asimismo, Jarrett Allen (14 tantos y 11 rebotes) y DeAndre Jordan (ocho y 11) se aprovecharon de su talla para imponerse en el juego interno. En tanto, Taurean Prince (16 y cuatro aciertos detrás del arco), Garrett Temple (12, tres y siete asistencias) y Joe Harris (12, dos y dos robos) le dieron mayor eficacia a las ejecuciones (46,2 % de efectividad).

Con este resultado, Brooklyn ganó cinco de los últimos seis partidos y extendió su récord a 10-9. Este domingo volverá a jugar en casa a las 15 horas, esta vez frente a Miami. Media hora más tarde, Boston (13-5) visitará a New York.