Los Raptors no perdonaron las falencias de los Knicks y los vencieron 126-98 para sumar su decimotercer festejo de la temporada.

Después de dejar sin respuesta a Joel Embiid y vencer a Philadelphia en la noche del lunes, Toronto estiró su buen momento este miércoles por la noche, en la previa del día de acción de gracias. El equipo de Nick Nurse tuvo una noche tranquila, ya que hizo valer su superioridad sobre los New York Knicks para imponerse por 126-98. De esta manera, alcanzó una marca de 13-4 en lo que va de la temporada.

El elenco canadiense llegó a caer por 11 puntos en el primer cuarto, pero desde entonces mostró un mayor nivel colectivo en ambos lados de la cancha. El conjunto visitante jamás le pudo encontrar la vuelta a su rival, que propuso una férrea defensa y lo dejó sin goleo constante por fuera de Julius Randle (19). A partir de esto, tomó el envión necesario para concretar su remontada.

En ataque, el dueño de casa volvió a hallar a su mejor pieza en Pascal Siakam (31 puntos y ocho rebotes), aunque también logró encontrar puntos altos en O.G. Anunoby (13 y 12), Chris Boucher (13 y 12), Fred VanVleet (15), Terence Davis (15), Malcolm Miller (13) y Rondae Hollis-Jefferson (12) para imponerse.

Los Raptors concretaron su remontada en el segundo cuarto, momento en el cual lograron un 37-11 para pasar al frente. Desde entonces, estuvieron siempre por delante de sus rivales y hasta llegaron a gozar de una distancia máxima de 34 unidades.