Los Blazers tuvieron otro partido olvidable y cayeron por 110-104 ante los Cavaliers en Cleveland.

El resultado final podrá decir que el título de la nota es una exageración, pero, es real, Portland tocó fondo. El equipo de Terry Stotts (5-12) esta anteúltimo en el oeste únicamente porque Golden State sufrió muchísimas lesiones. Pero, tanto en ataque como en defensa, es el peor equipo de la región, al menos al 24 de noviembre del 2019.

Esto no quedó demostrado este sábado por la noche por la victoria de un flojo Cleveland que no contó con Kevin Love, o los buenos números tanto de Jordan Clarkson (28-3-3), Tristan Thompson (25 puntos y nueve rebotes) o de Larry Nance Jr (11 y 12). El elenco de Óregon carece de ideas, tanto en ataque como en defensa, y lo volvió a demostrar en el Rocket Morgage Lifehouse Center.

Cleveland acertó cuatro triples menos que su rival (14-10), pero pudo haber finalizado con un 31/31 si fuese por el pésimo nivel defensivo de la visita. Al igual que ante Milwaukee en la jornada del jueves, el elenco del oeste no está rápido en los cierres defensivos, permite lanzamientos cómodos y espera por errores que, en una liga de altísimo nivel, no van a ocurrir a menudo.

Junto a eso, el equipo no contó con Hassan Whiteside en cancha y quedó claramente mal posicionado ante un rival que tiene a varios de sus mejores jugadores entre sus internos. Tristan Thompson humilló a Anthony Tolliver (9) tanto a la hora de los rebotes como en el duelo personal, mientras que Carmelo Anthony (11) volvió a evidenciar su falta de estado físico para poder emparejarse con un jugador versátil como Nance Jr.

Portland se volvió a mantener en juego gracias a sus perimetrales de gran nivel ofensivo como Damian Lillard (23 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias), C.J. McCollum (20-6-5), Anfernee Simons (11) y Rodney Hood (11), pero nunca estuvo en una real posición para quedarse con la victoria. El mal funcionamiento de su ataque se evidenció en el último cuarto, momento en el que no pudo encontrar goleo por fuera del tándem Lillard-Simons, que combinó 27 de las 35 unidades en el tramo. Melo falló sus tres últimos intentos lejanos en una noche en la que intentó ocho y no concretó ninguno de ellos.

Al equipo de Stotts le volvió a faltar jugadores como Aminu, Harkless y Turner, quienes la temporada pasada le dieron sostén defensivo y un mayor movimiento de pelota al equipo. Esta campaña, todo parece recaer sobre cuatro anotadores y tener muchísima suerte, una fórmula que no le permitirá acceder a Playoffs.

Ambos equipos volverán a jugar el lunes por la noche. Los Cavaliers intentarán sumar su segundo triunfo en fila en casa ante los Brooklyn Nets desde las 21hs, mientras que los Blazers buscarán empezar a encontrar respuestas para salir de un mal momento, en Chicago, a las 22hs.