El escolta encajó 13 triples, incluyendo el tiro ganador para que Chicago supere a Charlotte por 116-115.

Cometió tres errores defensivos producto de su ego”. Eso fue lo que señaló Jim Boylen al terminar el juego del viernes ante Miami y dar una explicación de por qué dejó a Zach LaVine fuera del juego desde temprano en la derrota por 116-108. Sin embargo, el escolta se redimió este sábado, en el segundo juego del back-to-back.

El ex escolta de Minnesota ingresó al Spectrum Center de Charlotte en una misión de demostrar su gran nivel y cumplió a la perfección. El perimetral encajó 13 triples para establecer un nuevo récord de franquicia en una entidad que contó con tiradores importantes como Steve Kerr, Kyle Korver y hasta el mismísimo Michael Jordan. Pero, eso no es todo, estuvo a un bombazo de igualar la marca histórica de Klay Thompson (justamente ante los Bulls) y metió el triple que le dio el partido a la visita por 116-115.

Pese al gran rendimiento de LaVine, el local tuvo chances de quedarse con el juego, principalmente gracias a Terry Rozier III (28 tantos y cinco asistencias), Devonte Graham (18 unidades y 10 asistencias), Bismack Biyombo (11 puntos y 12 rebotes) y Marvin Williams (21). De la mano de su cuarteto, llegó a gozar de una ventaja de 12 y, tras dos tiros libres anotados por Graham, tomó una ventaja de cinco (115-110) con 14 segundos en el reloj.

Sin embargo, el dueño de casa tiró todo por la borda al cabo de ese lapso. Primero, le dio la chance a Tomas Satoransky (10-3-8) de acercar a la visita a dos tras recibir una buena asistencia de Coby White (28 puntos, tres asistencias, dos rebotes y dos robos). Luego, que en la salida de fondo, un atrape a Graham le permitió al novato cachetear la pelota. LaVine la tomó, se fue a 45° y desde ahí metió el dagazo que posibilitó el festejo del equipo de Boylen, demostrando, una vez más, su estupendo nivel.

Así, con niveles morales muy diferentes, ambos equipos cerraron la jornada con una marca de 6-11. Los dos elencos volverán a jugar el lunes: los Hornets viajarán a Miami para enfrentar al Heat a las 21:30, mientras que los Bulls regresarán a casa y recibirán a los Portland Trail Blazers desde las 22hs.