Los Mavericks vencieron a los Cavaliers por 143-101 y sumaron su cuarto triunfo consecutivo. Los texanos acertaron 20 triples a lo largo de la noche.

Después del cómodo triunfo sobre Golden State en la jornada del miércoles, Dallas tuvo otra noche tranquila este viernes. Nuevamente en su hogar, el equipo de Rick Carlisle venció sin transpirar a Cleveland Cavaliers por 143-101.

La visita no tuvo respuestas para el juego externo de un dueño de casa que se mantuvo en llamas a lo largo de la noche. Tanto Luka Doncic (30 puntos, 14 asistencias y siete rebotes), como Tim Hardaway Jr (16), con Justin Jackson (19 unidades y seis rebotes) acertaron cuatro triples para combinar 12 de los 20 aciertos del equipo en 37 intentos (54,1% de efectividad). Los restantes llegaron por Porzingis (17), quien acertó tres; Dorian Finney-Smith (10) y J.J. Barea (12), quienes clavaron dos, y Delon Wright (10) aportó uno.

El juego fue parejo en el primer cuarto, principalmente gracias al rendimiento de Darius Garland (23), pero una vez que John Belein tuvo que rotar sus piezas, la paridad acabó. El local montó un parcial de 37-16 en el segundo cuarto para tomar las riendas del juego. Dallas fue letal desde lejos, mientras que también supo encontrar 70 puntos en la pintura y otros siete por la vía del tiro libre para imponerse con tranquilidad.

Así, los texanos cerraron la jornada con su cuarta victoria consecutiva y la décima de la campaña (10-5). El equipo de Rick Carlisle cerrará su agotadora semana este domingo, cuando viaje a Houston para medirse con los Rockets desde las 17:30.

Por su parte, Cleveland no pudo hacer nada para evitar su sexta caída al hilo y quedó emparejado en el fondo del este con Atlanta y Nueva York producto de una marca de 4-11. El equipo de Ohio no tendrá tiempo para el lamento ya que este sábado volverá a jugar, esta vez en casa y ante los Portland Trail Blazers, a las 22hs.