Brooklyn le ganó a Charlotte por 101 a 91, de local, y se volvió a posicionar en los puestos de Playoffs. Jarrett Allen se lució con 22 puntos y 17 rebotes.

Los Nets arrancaron la fase regular con varios inconvenientes. Es que tienen un récord negativo (6-8), principalmente por haber perdido tres de los primeros siete encuentros en el Barclays Center. De hecho, el conjunto neoyorquino llegó a estar afuera de los puestos de Playoffs.

De todos modos, la suerte puede comenzar a cambiar con este triunfazo sobre los Hornets, rival directo en los últimos lugares de clasificación en el Este. Hubo un buen trabajo defensivo del local en la segunda mitad, ya que dejó a su rival en apenas 40 tantos.

Spencer Dinwiddie se encargó de distribuir el juego en ataque, lo cual fue clave para contrarrestar la ausencia de Kyrie Irving (lesión en el hombro derecho). El base sumó 20 puntos, ocho asistencias y dos robos.

Asimismo, Jarrett Allen demostró una vez más porqué DeAndre Jordan es el pivote suplente del equipo. El jugador de tercer año se lució con 22 unidades, 17 tableros y dos recuperos.

Por último, Taurean Prince estuvo cómodo con su posición de ala-pivote, debido a su compromiso en defensa y capacidad anotadora en el otro costado. Sus números finales fueron 20 puntos (cuatro triples), ocho tableros y cuatro pases gol.

 

Brooklyn dejó atrás la caída ante Indiana y se recuperó en el segundo de sus tres partidos seguidos en casa. Este viernes será el último a las 21.30, frente a Sacramento. A la misma hora, Charlotte (6-9) visitará a Washington.