Philadelphia venció 109-104 a Nueva York tras haberse encontrado 17 puntos por detrás en el tercer cuarto. De esta manera, sumó cinco triunfos en idéntica cantidad de presentaciones como local.

Vencer como visitante en el Wells Fargo Center es una tarea realmente complicada. A lo largo de los últimos años, luego que Philadelphia se volvió un equipo fuerte en el este, muy pocos pudieron darse el lujo de vencerlo en su casa. Y esto se está repitiendo en el inicio de la campaña 2019-20.

Este miércoles por la noche, el equipo de Brett Brown estiró su invicto en casa a cinco partidos tras vencer a Nueva York por 109-104. Joel Embiid (23 puntos y 12 rebotes) fue la figura de la noche, mientras que Ben Simmons (18 tantos, 13 asistencias y siete rebotes) volvió a estar cerca de firmar un triple-doble.

La noche en la casa de los Sixers incluyó todo tipo de situaciones. Primero, Ben Simmons se metió en el listado de jugadores que alguna vez encajaron un triple en la NBA. El australiano se mostró decidido tras recibir un pase de Furkan Korkmaz y castigó de la esquina para sacarse la mufa de nunca haber coronado una acción de tres puntos.

A partir de esta acción, y el envión moral que presentó, todo parecía indicar que el local iba a tener un juego tranquilo, pero esto no fue así. Marcus Morris (22-13-6) se interpuso en el camino de los Sixers hacia la victoria y empezó a complicar su andar. El ex Boston Celtics y Detroit Pistons lideró el marcaje, y hasta llegó a protagonizar un altercado con Embiid.

Más allá del incidente, fue bien escoltado por Julius Randle (17), Frank Ntilikina (17) y Dennis Smith Jr (13) para llevar el juego parejo al descanso (51-53), mientras que lideró un parcial de 15-0 al inicio del tercer cuarto para despertar los abucheos del público.

Los Knicks llegaron a liderar por 17 puntos a la mitad del tercer cuarto gracias a un 24-7, pero desde entonces se desmoronaron. Los visitantes aflojaron su intensidad defensiva, dándole a sus rivales la chance de arremeter a base de triples. Así, estos achicaron a un 79-74 con 12 minutos por jugar.

Desde entonces, Simmons aprovechó su físico para atacar el aro, como también para asistir a Embiid. En tanto, Mike Scott (12) encajó dos de sus cuatro bombazos en los últimos dos minutos del encuentro para terminar de concretar la remontada. Desde entonces, el equipo concretó sus tiros libres para sellar la victoria por 109-104.