El alero firmó un triple-doble en 25:30 y fue el jugador más rápido de la historia en lograrlo con 30 puntos o más. Además, fue la principal razón del aplastante triunfo de Dallas sobre Golden State por 142-94.

LeBron James, James Harden, Giannis Antetokounmpo y, ahora, Luka Doncic deberían ser los principales candidatos a ganar el MVP si la fase regular hubiese culminado este miércoles 20 de noviembre. El europeo, a sus 20 años y en su segunda temporada en la NBA, no para de firmar actuaciones históricas y en el triunfo de Dallas sobre Golden State por 142-94 lo hizo una vez más.

Luego de un partido para la posteridad en el clásico texano ante San Antonio, el esloveno firmó el triple-doble más rápido de la historia con 30 puntos o más. El europeo acabó con 35 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes en 25:30, superando así a jugadores de la talla como James y hasta el mismísimo Michael Jordan.

El perimetral anunció que iba a ser una noche especial desde el comienzo, liderando un demoledor primer cuarto que acabó en manos locales por 44-16. La joven estrella aprovechó la gran cantidad de ausencias en el rival, capitalizando prácticamente todos sus tiros de campo, además de repartir cinco asistencias y cinco rebotes para ser partícipe de 32 de esos 44 puntos en el tramo.

A medida que la noche progresó, la brecha jamás se achicó. Golden State no contó con Draymond Green tras su golpe en la noche del martes, lo que lo dejó sin líder defensivo. Por eso, Doncic aprovechó cada chance que tuvo para seguir dejando al rival sin respuesta. Tras irse al descanso con un 74-38, Doncic asistió a Kristaps Porzingis (14-10-2) a falta de 4:07 y desde entonces salió de la cancha por última vez en la noche.

Pese a que ningún integrante del quinteto titular volvió a cancha, Golden State llegó a padecer una desventaja máxima de 50 puntos en el último cuarto. Jalen Brunson (15-5-5), Courtney Lee (12) y Boban Marjanovic (10 tantos y seis rebotes) fueron quienes más aprovecharon la chance para mostrarse antes del bocinazo que indicó el 142-94.

Ambos equipos volverán a jugar este viernes por la noche. Los Mavericks recibirán a los Cleveland Cavaliers desde las 22:30, mientras que los Warriors viajarán a Utah para medirse con el Jazz a las 23hs.