Los dirigidos por Luke Walton llegaron a imponerse por 26 puntos, pero acabaron venciendo a los Suns por 120-116. De esta manera, sumaron su segundo festejo al hilo y su sexto de la temporada.

Noviembre continúa siendo un gran mes para Sacramento. Luego de un inicio de temporada para el olvido, y pese a las bajas significativas de De´Aaron Fox y Marvin Bagley III, el equipo de Luke Walton empezó a encontrar su juego en ambos lados de la cancha. Este martes por la noche quedó noveno en el oeste, al imponerse por 120-116 a Phoenix (7-6) en el Golden 1 Centre y sumar su sexta victoria de la temporada (6-7).

El dueño de casa impuso su ímpetu desde el comienzo y jamás le dio a su rival la chance de pasar al frente. Limitó a su rival a un 26% de efectividad en lanzamientos de campo en el primer cuarto, mientras que permitió una leve mejora en el segundo. A partir de esa buena defensa, con un Bogdan Bogdanovic encendido (30 puntos -7/9 en triples-, siete asistencias, cuatro rebotes y tres robos), el aporte distribuidor de Cory Joseph (seis tantos, cinco rebotes y 14 asistencias), como el aporte goleador externo de Nemanja Bjelica (17 unidades -3/5 en triples- y ocho rebotes) y el interno de Richaun Holmes (20 y 15), el local se fue al descanso con una ventaja de 62-45.

A la vuelta de los vestuarios, el elenco vestido de azul llegó a escaparse a una diferencia máxima de 26 puntos. Sin embargo, Phoenix no perdió su espíritu competitivo y arremetió a base de triples. Devin Booker (30 puntos, ocho asistencias y cinco rebotes) lideró la carga, mientras que fue bien ayudado por Cameron Johnson (18 -cuatro triples-), Frank Kaminsky (17 -tres aciertos desde lejos-), Mikal Bridges (20) y Kelly Oubre Jr (20-8-2).

La visita se fue acercando y montó un parcial de 41-33 en el último cuarto, pero nunca pudo terminar de tomar el liderazgo ya que cada vez que quedó a tiro para lograrlo, Bogdanovic apareció y clavó un triple para frenar su levantada. Booker llegó a achicar a tres puntos (116-113) con 14 segundos en el reloj, pero tanto Ferrell como Holmes, tras un tiro fallado por el escolta, encajaron sus respectivos tiros libres para sellar la victoria.

Sacramento volverá a jugar el viernes por la noche, cuando viaje a Brooklyn para medirse con los Nets desde las 21:30. Por su parte, Phoenix lo hará este jueves, jornada en la que volverá a casa para recibir a los New Orleans Pelicans (00:30 del viernes en Argentina por la diferencia horaria con Estados Unidos).