Los Clippers tuvieron que trabajar arduamente para vencer al Thunder por 90-88. Harrell fue la figura del encuentro, mientras que George anotó el tiro que permitió el triunfo.

La noche del lunes era muy esperada por los fanáticos de los Clippers ya que se esperaba que Kawhi Leonard y Paul George puedan compartir cancha por primera vez en la temporada. Sin embargo, unas horas antes del encuentro se confirmó que el ex San Antonio y Toronto se ausentaría en el duelo ante el Oklahoma City Thunder.

Sin una de sus máximas estrellas, el equipo de Doc Rivers tuvo que sudar y sufrir para imponerse por 90-88. El juego fue muy parejo de principio a fin, con dos defensas muy aguerridas que no cedieron nada a lo largo de los 48 minutos. Pero el dueño de casa tuvo a un gran Montrezl Harrell (28 puntos, 12 rebotes -ocho ofensivos- y cinco asistencias) en la pintura que fue la diferencia entre un equipo y otro.

La visita llegó a complicar al dueño de casa a través de su tridente perimetral integrado por Chris Paul (22-4-4), Shai Gilgeous-Alexander (11) y Dennis Schröder (12-4-2). Mientras que un triple de Danilo Gallinari (14) seguido por dos tiros libres de Paul le llegó a dar al Thunder una ventaja de dos puntos (88-86) con 31,3 en el reloj.

Sin embargo, en el momento de la verdad, apareció Paul George (18 tantos, siete rebotes y cuatro asistencias) para demostrar su calidad. El alero colocó un bloqueo para liberar a Lou Williams, quedar emparejado con Chris Paul y recibió un pase del escolta para luego soltar el bombazo que acabaría siendo letal. Tanto Gilgeous-Alexander como Gallinari tuvieron la oportunidad de darle la victoria a la visita, pero fallaron en sus intentos, y el ex Pacers sentenció la historia desde la línea de los tiros libres.

Los Clippers esperarán podrán tener a su dupla estelar el miércoles por la noche, cuando reciban a los Celtics (jueves a las 00:30 en Argentina). Por su parte, el Thunder no tendrá tiempo para el reproche ya que este martes chocará con Los Ángeles Lakers (miércoles a las 00:30).