Los Pacers castigaron a unos Nets sin Irving y se impusieron en el Barclays Center por 115-86. Holiday y Sabonis acabaron con un doble-doble.

La segunda noche sin Kyrie Irving (lesión en el hombro derecho) acabó de otra manera en Brooklyn. El equipo de Kenny Atkinson no tuvo respuestas ante un Indiana que, pese a las bajas de Malcolm Brogdon, Víctor Oladipo, Jeremy Lamb y T.J. McConnell, supo ejecutar un mejor juego colectivo para imponerse por 115-86.

El equipo de Nate McMillan quebró la paridad en el segundo cuarto, tras un parcial de 18-18. La visita mantuvo una gran intensidad defensiva para dejar al local sin golpe por fuera de Spencer Dinwiddie (28 puntos, ocho asistencias y cinco rebotes). En ese lapso, el equipo logró quebrar su mala racha ofensiva, de la mano de un cuarteto letal con Aaron Holiday (24 tantos, 13 asistencias y seis rebotes), Justin Holiday (20), T.J. Warren (19) y Domantas Sabonis (16 unidades, 18 rebotes -cinco ofensivos- y dos tapas) que permitió un segundo período lapidario de 41-17 para ir al descanso con un favorable 59-35.

La visita aflojó con su intensidad defensiva en el tercer cuarto, dándole al local la chance de ilusionarse con una remontada épica, pero logró un 31-18 en la última docena de minutos para evitar cualquier sobresalto. Aquí fue cuando Naz Mitrou-Long (12 puntos, tres rebotes y tres asistencias) se destacó en el combinado Pacer.

El equipo de McMillan tendrá descanso hasta el sábado, jornada en la que volverá al ruedo para medirse con el Orlando Magic a las 21hs. Por su parte, Brooklyn intentará recuperarse el miércoles, cuando reciba a los Charlotte Hornets desde las 21:30.