Minnesota se recuperó de las dos derrotas seguidas con un triunfo sobre Utah por 112 a 102, de visitante. Karl-Anthony Towns brilló con 29 puntos, 13 rebotes, cinco asistencias, dos robos y dos tapas.

El elenco de Ryan Saunders es uno de los equipos que más sorpresa generó en este inicio de temporada. De hecho, el entrenador fue gran responsable de este buen presente, debido a la consolidación de una idea de juego.

En esta ocasión, los Timberwolves dejaron atrás dos caídas en casa (Washington y Houston) con una enorme victoria ante los Jazz. La visita cambió el rumbo del partido en el último cuarto, por medio de una ráfaga de 25 a 6. Karl-Anthony Towns fue el principal responsable de la remontada, ya que estuvo muy certero desde el perímetro. Además, su versatilidad ofensiva complementó su clave desempeño, con 29 unidades (siete triples), 11 tableros, cinco pases gol, dos recuperos y dos bloqueos.

También, Jeff Teague se destacó por su agilidad en los ataques al aro y conducción de la pelota. El base sumó 21 tantos, cinco rebotes y 11 asistencias. En tanto, Robert Covington colaboró en ambos costados con el fin de encestar 15 y capturar siete.

Por último, la contribución de la segunda unidad fue importante, en el afán de cubrir la capacidad anotadora de Andrew Wiggins (ausente por el fallecimiento de su abuela). Josh Okogie encabezó a los suplentes convirtiendo 11 de los 41 puntos.

Con este resultado, Minnesota registró una marca de 8-6 y se mantuvo entre los primeros ocho lugares del Oeste. Este miércoles se volverá a enfrentar con Utah (8-5) a las 22 horas, aunque en condición de local.