Los Cavaliers vencieron a los Knicks por 108-87 en un juego que no tuvo equivalencias. Los dirigidos por John Belein llegaron a gozar de una ventaja máxima de 30 puntos.

La paridad duró literalmente 47 segundos en el Madison Square Garden este domingo por la noche. Una vez que Collin Sexton (31) acertó una bandeja asistida por Darius Garland (10 puntos, cinco asistencias y tres rebotes), Cleveland tuvo el total control del juego y castigó a Nueva York para imponerse por 108-87.

El equipo de John Belein fue superior a su rival en todos los rubros, pero sobre todo en el aspecto defensivo. La visita forzó 21 pérdidas, dejó a su adversario en un bajísimo 36% de campo, y luego aprovechó los errores para golpear de contraataque. Quien inauguró el marcador fue la figura de la noche con cinco triples en ocho intentos, mientras que Kevin Love (17) y Jordan Clarkson (17) fueron los otros dos jugadores por fuera de los jóvenes en conseguir dobles dígitos en anotación.

El equipo de Ohio abrió la noche con un parcial de 31-19 que lapidó el juego, a pesar de la buena actuación de Julius Randle (20 puntos y 16 rebotes) en el local. El elenco de la meca del básquetbol volvió a tener una pobrísima actuación, en la que cedió una ventaja de 30 puntos a uno de los equipos más irregulares de la liga.

De esta manera, Cleveland sumó su segundo festejo en fila y cerró el domingo con una marca de 4-6, para quedar empatado en el octavo lugar del este con Charlotte y Detroit. El equipo de John Belein volverá al ruedo el martes, cuando visite a los Philadelphia 76ers desde las 21hs.

Por su parte, New York acumuló su octava caída en diez juegos y se mantuvo como colista del este, y de la liga (los Warriors también están 2-8). El equipo de David Fizdale buscará la recuperación el martes, cuando enfrente a los Bulls, en Chicago, a las 22hs.