Los Pelicans vencieron a los Hornets, en Charlotte, por 115-110 y sumaron su primera victoria fuera de casa. Tanto Jrue Holiday como Derrick Favors lograron dobles-dobles para alcanzar el triunfo.

Los Pelicans no están jugando bien en el inicio de la temporada y eso se ve reflejado en su marca de 2-7. Sin embargo, este sábado, después de cuatro victorias de visitante, pudieron sacarse la mufa y sumar su primer triunfo fuera de Nueva Orleans. Lo lograron en la casa de los Hornets, al imponerse por 115-110.

El equipo de Alvin Gentry tuvo la buena noticia del regreso de Derrick Favors (10 puntos y 10 rebotes), aunque no contó con piezas claves como Lonzo Ball y Jahlil Okafor, ya que les dio descanso tras la abultada derrota en Toronto. Así, el ex Utah tuvo los minutos del interno, mientras que J.J. Redick (22) hizo su primera aparición como titular.

Sin embargo, a pesar de los buenos aportes de los veteranos, como también de Brandon Ingram (25 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias) y Jrue Holiday (12 tantos, 11 asistencias y cinco rebotes), la visita cometió 25 pérdidas que le complicó las chances de ganar en el Spectrum Center.

Charlotte llegó a perder por diez puntos, pero arremetió a base de un buen juego externo y de otra gran actuación de Devonte Graham (24 puntos, 10 asistencias y cinco rebotes). Sin embargo, el local pasó los últimos cuatro minutos del partido sin anotar, dándole a la visita la chance de alcanzar su cometido gracias a Ingram, quien sumó 10 de sus 25 puntos en el último período.

La victoria dejó a New Orleans como decimotercero del oeste, emparejado con Memphis Grizzlies (2-7) y por encima de Golden State Warriors (2-8). El equipo de Gentry tendrá un descanso hasta el lunes, jornada en la que recibirá a los Houston Rockets desde las 22hs.

Por su parte, los Hornets (4-5) acabaron el sábado en el octavo lugar del oeste y buscarán la recuperación este domingo, cuando visiten a los Philadelphia 76ers a las 20hs.