Indiana tuvo dos lapsos con nulas respuestas por parte del Magic y se impuso en Orlando por 109-102. Domantas Sabonis fue la figura del partido tras bordear el triple-doble.

Los Pacers tuvieron una semana perfecta. Luego de abrir el microciclo con una marca de 3-4, los dirigidos por Nate McMillan ganaron sus tres juegos para acabar el domingo con una marca de 6-4, válida para el sexto puesto en el este. El último de estos festejos se dio en Orlando, donde los visitantes vencieron al Magic por 109-102.

El dueño de casa tuvo una de sus mejores noches desde lejos, con un Evan Fournier letal. El francés encajó seis de sus ocho lanzamientos lejanos para ser el máximo anotador del equipo con 22 puntos, mientras que fue bien acompañado por Nikola Vucecic, que clavó dos para cerrar su paso con un doble-doble (18 tantos y 17 rebotes).

Sin embargo, dos malos inicios de cuartos en la segunda mitad le dieron la victoria a los Pacers. De la mano de Domantas Sabonis (21 puntos, 16 rebotes y siete asistencias), el equipo de Indianapolis logró parciales de 12-0 y 18-8 en los primeros minutos del tercer y último cuarto respectivamente, para quebrar la paridad.

A partir del lituano, como también de los buenos aportes de Malcolm Brogdon (19-6-8), T.J. Warren (19) y Doug McDermott (18), el equipo de McMillan llegó a gozar de una ventaja máxima de 14 puntos, diferencia que el local maquilló en los últimos minutos.

Indiana volverá al ruedo el martes, cuando reciba al Oklahoma City Thunder desde las 21hs. Por su parte, Orlando descansará hasta el miércoles, jornada en la que jugará en su casa contra los Philadelphia 76ers. El encuentro iniciará a las 21hs.