Philadelphia hizo un mejor trabajo rebotero que Charlotte y venció 114-106. Joel Embiid fue la figura con 17 puntos.

Pocos equipos, quizá ninguno, tienen un mayor poderío físico que los Sixers y eso volvió a quedar demostrado este domingo por la noche. Los Hornets le hicieron un gran partido, pero no pudieron tener equivalencias en los tableros y por eso cayeron por 114-106.

Los dirigidos por Brett Brown mandaron en la lucha rebotera por 49-31. Diez de esas 49 pelotas fueron ganadas en territorio rival, siendo Joel Embiid (18 puntos y nueve rebotes), Tobias Harris (14-7-5) y Trey Burke (12-5-4) quienes se impusieron en dos ocasiones. A partir de ellos, tuvo más chances en ataque, anotó 61 puntos en la segunda mitad y acabó quebrando al elenco de James Borrego.

Más allá de la caída, Charlotte tuvo buenos aportes de Cody Zeller (24 unidades y siete rebotes), Devonte Graham (19 tantos y diez asistencias) y Malik Monk (15-8-3). La visita volvió a mostrarse deseosa de competir, aunque también dejó en claro que necesita una estrella que lo lidere en los momentos más complicados.

De esta manera, Philadelphia cerró la tercera semana con una marca de 6-3, válida para ser el quinto del este. El equipo de Brett Brown volverá a jugar el martes, cuando reciba a los Cleveland Cavaliers desde las 21hs.

Por su parte, Charlotte acumuló su tercera derrota en fila y tiene un récord de 4-6. Su próximo compromiso será como local, ante los Memphis Grizzlies, el miércoles a las 21hs.