Houston se impuso sobre Chicago por 117 a 94, de visitante, y acumuló tres victorias al hilo. James Harden (42 y 10) y Clint Capela (16 y 20) combinaron 58 puntos y 30 rebotes.

Fue una noche especial en el United Center porque la voz del estadio hizo las últimas anunciaciones de su carrera. Tommy Edwards se retiró de su cargo después de haber presentado a equipos memorables de la década del ’90, que contaban con Michael Jordan, Scottie Pippen y Dennis Rodman. Para darle más emotividad a las introducciones, los titulares se acercaron a felicitar a Edwards previo a sus tradicionales saludos con los compañeros.

En cuanto al desarrollo del juego, los Rockets impusieron su ritmo durante casi los 48 minutos. El elenco de Mike D’Antoni encaminó el resultado en los últimos 5m7s del tercer cuarto, gracias a un parcial de 23 a 8.

James Harden volvió a ser la gran figura del conjunto texano, dejando atrás algunos encuentros en los que les faltó esa precisión en las ejecuciones. La Barba encabezó esa ráfaga del tercer segmento con 42 unidades (nueve triples), diez tableros, nueve asistencias y dos recuperos. En tanto, Russell Westbrook lo acompañó encestando 26 y capturando siete.

Asimismo, Clint Capela se destacó con su firmeza en la pintura, tanto en ataque como en defensa. El pivote de sexto año terminó con 16 tantos, 20 rebotes y cuatro bloqueos.

 

Con este resultado, Houston sumó su tercer triunfo consecutivo y extendió su récord a 6-3. Este lunes visitará a New Orleans a las 22. En cambio, Chicago (2-7) recibirá este martes a New York en el mismo horario.