Los Raptors aplastaron a los Pelicans en New Orleans por 122-104. Pascal Siakam fue la gran figura de la noche con 44 puntos y 10 rebotes, mientras que Kyle Lowry y Serge Ibaka se lesionaron.

New Orleans llegaba a la temporada con la expectativa de ser uno de los equipos que más progrese en el oeste, pero esto estuvo lejos de suceder en el inicio de la campaña. Luego de perder a Zion Williamson y a Derrick Favors por distintas lesiones, el equipo de Alvin Gentry quedó a la deriva y lo volvió a demostrar este viernes, cuando cayó ante Toronto Raptors por 122-104 en su hogar.

El dueño de casa volvió a tener un buen aporte de Brandon Ingram (27), pero no halló respuestas por fuera de él. Por esto, tras un primer cuarto parejo, Toronto aprovechó la rotación para lograr un lapidario parcial de 45-23 en el segundo período. A partir de este, manejó los tiempos a su gusto, llegó a gozar de una ventaja máxima de 29 tantos y acabó cediendo un 29-25 sobre el final que maquilló un poco el resultado.

Esa falta de ala-pivotes de nivel se reflejó en la gran noche de Pascal Siakam. El camerunés volvió a estar imparable y registró 44 puntos (17/28 de campo; 5/10 en triples), su mejor marca personal, 10 rebotes y cuatro asistencias para ser la figura de la noche. En tanto, recibió buenos acompañamientos por parte de O.G. Anunoby (acertó cinco de sus siete lanzamientos externos para 21 tantos), Fred VanVleet (12-5-11) y Norman Powell (18).

La mala noticia para el último campeón de la NBA pasó por las lesiones de Kyle Lowry y Serge Ibaka en el segundo cuarto. El primero en decir adiós fue el congoleño, quien cayó sobre O.G. Anunoby tras contestar un tiro de Ingram y se torció el tobillo derecho. Por su parte, el armador abandonó la acción al terminar la primera mitad producto de una lesión en su pulgar de la mano derecha.

Los Pelicans no tendrán tiempo para lamentarse e intentarán recuperarse este sábado por la noche, cuando visiten a los Charlotte Hornets desde las 21hs. Por su parte, los Raptors cerrarán su paso por la tercera semana en la jornada del domingo, cuando visiten a Los Ángeles Lakers a las 23:30.