En el primer partido de la fase regular contra Kristaps Porzingis, New York derrotó a Dallas por 106 a 102, de visitante. Marcus Morris (29 y nueve) y Julius Randle (21 y ocho) combinaron 50 puntos y 17 rebotes.

El 6 de febrero del 2018, Kristaps Porzingis jugó su último partido con la camiseta de los Knicks. Un desgarro en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda le impidió pisar el parquet por un año y medio. Además, el 31 de enero del 2019 se anunció el traspaso del ala-pivote de letón a los Mavericks.

Luego de toda aquella novela, el interno de 2m21 se vio las caras por primera vez con el conjunto neoyorquino. Buscó cumplir a toda costa la ley del ex, ya que se lució con 28 unidades (cuatro triples), nueve tableros y cinco bloqueos. Luka Doncic lo intentó ayudar y completó el 12° triple-doble de su carrera (38, 14 y diez asistencias).

No obstante, el elenco de David Fizdale respondió en la recta final, tras haber estado al frente durante gran parte del encuentro. Cuando el dueño de casa había pasado a ganar por la mínima, los de la Gran Manzana se volvieron a adueñar del juego.

Frank Ntilikina fue clave en defensa y ataque para que la visita lograra una racha de 19 a 12 en los últimos ocho minutos del cuarto período. El base francés terminó con 14 tantos (cuatro aciertos detrás del arco), seis rebotes, cuatro robos y tres tapas.

Asimismo, los tres ala-pivotes volvieron a colaborar con su temperamento, fortaleza física y determinación. Marcus Morris (29 unidades, cuatro triples y nueve tableros), Julius Randle (21, dos y ocho) y Bobby Portis (14, uno y 12) permitieron que su equipo cortara una racha de cuatro caídas seguidas.

 

De esta manera, New York cosechó su segunda victoria en sus primeras diez presentaciones. Este domingo recibirá a Cleveland a las 21.30 horas. En cambio, Dallas (5-3) iniciará esta noche su gira de tres partidos al hilo de visitante a las 22, en Memphis.