Los Pacers vencieron a los Pistons por 112-106 en el tercer asalto de esta fase regular. Los dirigidos por Nate McMillan llegaron a perder por 15 puntos en el primer cuarto, pero lo dieron vuelta a través de un goleo equilibrado.

Mientras algunos equipos todavía no se vieron las caras por primera vez en la temporada, Indiana y Detroit chocaron por tercera ocasión este viernes por la noche. A diferencia de los dos asaltos anteriores, el equipo de Nate McMillan jugó mejor y se impuso por primera oportunidad, por 112-106.

La visita ingresó con las manos calientes al Bankers Life Fieldhouse y llegó a gozar de una ventaja máxima de 15 puntos en el primer cuarto. Luke Kennard fue vital en este primer tramo del juego, aportando 14 de sus 29 tantos en la noche y clavando una de las cuatro bombas del equipo en el tramo. A partir del escolta, Detroit cerró los primeros doce minutos con una ventaja de ocho (35-27).

Sin embargo, McMillan ajustó las tuercas en defensa desde el arranque del segundo período y el fuego de la visita se extinguió. Más allá del ritmo anotador de Kennard, y de la producción de Andre Drummond (15 puntos, 13 rebotes y ocho asistencias), el elenco de la ciudad motora no tuvo reacción, fue impreciso a la hora de los lanzamientos y le dio al local la chance de arremeter a través de un buen juego interno.

Domantas Sabonis lideró la carga hacia la remontada. El lituano acabó la noche con 17 puntos, 14 rebotes (cuatro ofensivos) y seis asistencias, siendo así el líder en rebotes como anotaciones, aunque este rubro lo compartió con T.J. Warren y T.J. McConnell. Este último, además fue el mejor asistidor del local en la jornada con nueve pases-gol. En tanto, también acabaron con doble dígito: Justin Holiday (16), Doug McDermott (14), Malcolm Brogdon (11) y Jakarr Sampson (10).

Indiana llegó a tener una ventaja máxima de 18 puntos en el tercer cuarto y nunca estuvo en mayores problemas de perder el encuentro, más allá de una reacción de su rival en los últimos doce minutos. Un triple de Tony Snell (11) llegó a acercar a Detroit a seis puntos (108-102) a falta de 2:02 en el reloj, pero ambos equipos fallaron en sus siguientes ofensivas y la diferencia le dio el triunfo al dueño de casa.

Los Pacers (5-4) volverán a jugar el domingo por la noche, cuando viajen a Orlando para medirse con el Magic (3-6) desde las 20hs. Por su parte, los Pistons (4-6) descansarán hasta el lunes, jornada en la que regresarán a casa para recibir a los Minnesota Timberwolves a las 21hs.

Anuncios