Utah superó de manera agónica a Milwaukee por 103 a 100, de local. Bojan Bogdanovic (33 puntos) coronó una gran actuación con un triple sobre la bocina.

Los Jazz arrancaron con un parcial arrasador de 34 a 19, en los últimos 15 minutos del primer tiempo. Michael Conley volvió a tapar la boca de los críticos, liderando la ráfaga con su efectividad en tiros externos y agilidad para atacar el aro (19 de sus 20 unidades y sus cinco triples).

 

Los Bucks reaccionaron en la segunda parte y emparejaron las acciones de la mano de Giannis Antetokounmpo. El griego volvió a empujar a su equipo con su envergadura físico y agresividad ofensiva, terminando así con 30 puntos, 13 rebotes, dos robos y dos tapas. Khris Middleton (26, 11 y cinco anotaciones) y Eric Bledsoe (22, ocho y cinco asistencias) lo acompañaron con su precisión detrás del arco y su potencia en las penetraciones, respectivamente.

De todos modos, ahí estuvo Bojan Bogdanovic para hacer realidad el pequeño y grandioso momento en la última jugada. El alero croata se liberó en un costado para recibir y tirar antes de que suene la bocina. Afortunadamente, la pelota ingresó en aro y eso desató la locura de los jugadores y espectadores en el Viviant Smart Home Arena.

El jugador de 30 años coronó así un sublime rendimiento con 33 tantos y cinco conversiones en tiros externos. El dramático triunfo ayudó a que el conjunto de Salt Lake City se adjudicara los últimos dos partidos disputados.

Utah (6-3) volverá a jugar este martes a las 00.30 horas (después del lunes), cuando visite a Golden State. Por otro lado, Milwaukee (6-3) cerrará este domingo la gira de cuatro juegos seguidos fuera de casa a las 21, en Oklahoma City.

Anuncios