Sacramento se impuso sobre Atlanta por 121 a 109, de visitante, y sumó tres victorias en cuatro partidos. Buddy Hield (22 y tres) y Bogdan Bogdanovic (20 y cinco) combinaron 42 puntos y ocho triples.

Los Kings despertaron el debate en el inicio de la fase regular, luego de haber sus primeros cinco partidos. Sin embargo, el entrenador Luke Walton está empezando a ensamblar las piezas para poder avanzar hacia un horizonte resplandecedor.

El conjunto californiano llegó a sacar una máxima ventaja de 59 a 38 en el segundo cuarto, ya que estuvo muy certero con los tiros externos (58,1% de efectividad). De’Aaron Fox tuvo responsabilidad en dicho parcial, gracias a su inteligencia y velocidad para liberar a sus compañeros en el perímetro. El base terminó con 17 tantos y nueve asistencias.

Los dirigidos por Lloyd Pierce achicaron la distancia en la segunda parte, con Trae Young a la cabeza. El jugador de segundo año deslumbró nuevamente con sus habilidades y puso en aprietos a la visita. Sus números finales fueron 30 puntos, cinco robos y 12 pases gol.

Sin embargo, Buddy Hield (22 unidades y tres triples), Bogdan Bogdanovic (20 y cinco), Trevor Ariza (14 y cuatro) y Nemanja Bjelica (13 y tres) sostuvieron la ventaja con su precisión en las ejecuciones. Además, Harrison Barnes (16 y dos recuperos). Así, le ocasionaron la tercera caída a los Hawks, en su seguidilla de cuatro encuentros de local.

 

De esta manera, Sacramento llegó a un récord de 3-6 en la campaña. Este miércoles visitará a Portland a las 00.30 (después del martes). Atlanta (3-5) también se verá las caras con los Trail Blazers en Oregon, pero el domingo a las 23 horas.