Toronto aguantó hasta el final y le ganó a Sacramento por 124 a 120, de local. Kyle Lowry (24), Pascal Siakam (23) y Serge Ibaka (21) combinaron 78 puntos.

Los Raptors arrancaron con todo el encuentro, ya que sacaron una máxima diferencia de 44 a 29. El elenco de Nick Nurse logró tomar esa distancia por su fluidez en el movimiento del balón (28 asistencias en total).

Los Kings fueron mejorando su producción ofensiva hasta el último período, cuando amenazaron con igualar las acciones. Harrison Barnes (26 unidades y cuatro triples), Bogdan Bogdanovic (22 y seis) y Buddy Hield (21 y cinco) estuvieron muy efectivos con las ejecuciones. Además, De’Aaron Fox liberó a sus compañeros con una buena distribución del balón (17 y nueve pases gol).

Sin embargo, el dueño de casa retuvo el liderazgo de la mano de Kyle Lowry. El base volvió a ser el guía del conjunto canadiense, esta vez con 24 tantos (cinco aciertos detrás del arco), dos recuperos y seis asistencias. Serge Ibaka acompañó con su solidez defensiva y movilidad en ataque (21, dos y seis rebotes).

 

También, Pascal Siakam y OG Anunoby demostraron que pueden formar una dupla intimidante, de cara al futuro de la franquicia. El ala-pivote camerunés completó un doble-doble (23 puntos y 13 tableros), mientras que el alero convirtió 18 (tres bombazos desde el perímetro), bajó seis y bloqueó tres lanzamientos.

De esta manera, Toronto se recuperó de la caída ante Milwaukee y extendió su récord a 5-2. Este viernes visitará a New Orleans a las 22 horas. Media hora más temprano, Sacramento (2-6) cerrará la gira de tres partidos seguidos en Atlanta.