Trae Young volvió al mismo nivel que llevaba antes de su lesión. El base se destacó en la victoria en casa sobre San Antonio por 108 a 100, con 29 puntos y 13 asistencias.

El martes no arrancó de la mejor forma para los Hawks, ya que John Collins fue suspendido por 25 partidos debido a la violación del Programa Antidrogas. Sin embargo, una buena recibió más tarde la franquicia de Georgia: Trae Young se recuperó del esguince de tobillo derecho. Afortunadamente, la recuperación le demandó solamente una semana.

Y además, el jugador de segundo año volvió al State Farm Arena y realizó el mismo desempeño que en los primeros dos juegos de la fase regular. Es que lideró al elenco de Lloyd Pierce hacia el triunfo sobre los Spurs, anotando 28 de sus 29 unidades (cinco triples) en el segundo tiempo. De hecho, encestó 16 en el último cuarto.

Pero no solo fue resolver jugadas individuales y convertir. El base lustró su visión de juego y precisión en los pases gol, repartiendo 13. Jabari Parker (19 tantos, ocho rebotes), DeAndre Hunter (16 y ocho) y Cam Reddish (12 y tres conversiones detrás del arco) lo acompañaron en ataque.

 

De esta manera, Atlanta cortó una racha de tres derrotas al hilo. Esta noche volverá a jugar en casa a las 21.30 horas, frente a Chicago. Por otro lado, San Antonio (4-3) recibirá este jueves a Oklahoma City, a las 22.30.

Anuncios