Los Nuggets aplastaron al Heat por 109-89 y le frenaron la racha de tres festejos al hilo.

El Heat llegó a Denver este martes por la noche en el medio de una racha de tres victorias consecutivas y tras aplastar a Houston en la jornada del domingo. Contra todos los pronósticos, el equipo de Erik Spoelstra no pudo competir con el duro elenco de Michael Malone y fue humillado en el Pepsi Center. El juego acabó con un 109-89 que no graficó la diferencia que hubo a lo largo de la noche.

La visita libró un primer cuarto parejo a través de Jimmy Butler (16 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias), pero desde entonces no halló respuestas ante el gran marcaje del dueño de casa. El elenco de Florida no pudo sortear el gran trabajo defensivo de la segunda línea de los Nuggets y fue castigado de contraataque por el equipo más lento de la liga. Denver llegó a ganar por 27 puntos en el tercer cuarto antes de darle a su rival de turno la chance de maquillar el resultado en el último tramo del juego.

La gran figura de la noche fue Will Barton, quien lideró el espíritu combativo del dueño de casa con 15 puntos, 10 rebotes y cuatro asistencias. Además, otros cinco jugadores del local acabaron con doble dígito en anotación: Jamal Murray (21-5-4), Jerami Grant (15), Mason Plumlee (10-7-3) y Paul Millsap (10-5-3).

De esta manera, Miami sumó su primera derrota con Butler en el plantel y buscará la recuperación el próximo jueves, cuando viaje a Phoenix para medirse con los Suns desde las 23hs.

Por su parte, Denver sumó su segundo festejo en fila y quedó como escolta del oeste (5-2) junto a Phoenix Suns y Los Ángeles Clippers. Su siguiente compromiso será otro muy duro: Philadelphia, como local, el viernes a las 23hs.